Captura de pantalla 2018-02-19 a las 11.05.30

Descubre Metabeel. Ver más…

Laboratorios Heel, ha presentado Metabeel, el nuevo simbiótico de la Línea HeelProbiotics, que contribuye al equilibrio del sistema metabólico.

 

 

 

PERO… ¿QUÉ ES UN SIMBIÓTICO?

 

 

Los simbióticos son productos que incorporan conjuntamente probióticos y prebióticos. Es decir, contienen un componente prebiótico que favorece el efecto del probiótico.

 

 

 

COMPOSICIÓN:

 

 

 

bodegon-metabeel_image_w918

 

 

 

Cada cápsula de Metabeel se compone de:

  • Probiótico: Bifidobacteriumlactis BPL1*
  • Prebiótico: Fructooligosacáridos (FOS)
  • Otro componente: Cromo que contribuye al metabolismo normal de los macronutrientes.

*1×109 UFC: Cantidad de cepas probióticas por cápsula

 

 

 

INDICACIONES  de METABEEL:

 

 

 

Metabeel está indicado en el tratamiento de las alteraciones metabólicas y en la reducción del perímetro abdominal.

Las enfermedades metabólicas  son trastornos genéticos poco comunes en los cuales el cuerpo no es capaz de transformar los alimentos adecuadamente.

Las alteraciones más frecuentes son las dislipemias (cifras elevadas de colesterol y/o triglicéridos), obesidad, diabetes y la hipertensión arterial. Estas alteraciones junto a un perímetro abdominal elevado, incrementa el riesgo de un ataque cardiovascular.

 

 

 

DIFERENCIAS CON OTROS SIMBIÓTICOS:

 

Metabeel pertenece a un grupo de simbióticos denominados “funcionales”.

Los probióticos funcionales son cepas que tienen una  acción específica en el organismo y estudios científicos que los avalan. Actúan a diferentes niveles y pueden constituir un tratamiento complementario.

En el caso de Metabeel existen evidencias científicas en la mejora de ciertas alteraciones metabólicas.

 

 

 

POSOLOGÍA de METABEEL:

 

 

La posología recomendada es de una cápsula al día, preferentemente por la mañana. Está indicado para pacientes adultos y niños a partir de 1 año. Es apto para celiacos y no contiene lactosa.

 

 

 

 

 

No olvides:

 

 

 

 

  • Mejorar la alimentación: aumentando el consumo de frutas, verduras y hortalizas; controlar el consumo de azúcares y sal. Evitar los alimentos fritos y el exceso de grasas.

 

Captura de pantalla 2018-01-23 a las 11.24.32

 

 

  • Beber agua y limitar el consumo de refrescos azucarados y alcohol

 

Captura de pantalla 2018-01-23 a las 11.21.45

 

 

  • Hacer ejercicio regularmente y evitar el sedentarismo

 

Captura de pantalla 2018-01-23 a las 11.20.00

 

 

  • Mejorar la calidad del sueño, respetando unos horarios de sueño

 

 

Captura de pantalla 2018-01-23 a las 11.18.42

 

 

 

 

 

Fuentes:

www.heel.es