Captura de pantalla 2018-02-05 a las 14.01.37

Lo que debes saber sobre las enfermedades de transmisión sexual. Ver más…

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y las infecciones de transmisión sexual (ITS) en general se contraen por contacto sexual. Los organismos que causan las enfermedades de transmisión sexual pueden pasar de una persona a otra por la sangre, el semen, el fluido vaginal u otros fluidos corporales.

 

A veces, estas infecciones se transmiten por vías que no son sexuales; por ejemplo, de madre a hijo durante el embarazo o el parto, por transfusiones de sangre o agujas compartidas.

 

 

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 13.52.09

 

 

Es posible contraer enfermedades de transmisión sexual de personas que parecen muy sanas y que, incluso, pueden no saber que tienen la infección. Las ETS no siempre presentan síntomas; por esta razón, los expertos prefieren el término «infecciones de transmisión sexual» en vez de «enfermedades de transmisión sexual»

 

 

 

Síntomas  de las ETS

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) pueden presentar una diversidad de signos y síntomas, o no manifestar síntomas. Por ese motivo pueden pasar desapercibidas hasta que ocurre una complicación o se le diagnostica la infección a la pareja. Entre los signos y síntomas que podrían indicar la presencia de una ITS se encuentran:

  • Llagas, verrugas o protuberancias en los genitales,  en la zona bucal o rectal.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Secreción del pene.
  • Flujo vaginal con mal olor u olor inusual.
  • Sangrado vaginal fuera de lo normal.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Ganglios linfáticos inflamados y doloridos, particularmente en la ingle, pero otras veces más generalizado.
  • Dolor en la parte baja del abdomen.
  • Fiebre.
  • Erupción cutánea en el tronco, manos o pies.

Los signos y síntomas pueden aparecer a los pocos días después de haber estado expuesto, o pueden pasar años hasta que se presenten los problemas; depende de cada organismo o del tipo de infección como en el caso de la sífilis.

Causas

Las infecciones de transmisión sexual pueden provocarse por:

 

ITS Infección por bacterias

Gonorrea: Neisseria gonorrhoeae es la causa de esta infección bacteriana. Puede no causar ningún síntoma, especialmente en mujeres, pero puede producir infertilidad o ceguera del recién nacido y otras complicaciones si no se trata con antibióticos.

 

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 13.42.14

 

 

Sífilis: Es otra infección bacteriana que puede pasar desapercibida con mucha facilidad. El primer signo es la aparición de una ulceración no dolorosa (chancro) que desaparecerá por sí sola, dando la impresión de que la infección se ha resuelto, cuando en realidad persiste sin sintomatología durante tiempo. La sífilis puede tratarse con antibióticos. Sin embargo, si no se trata, con el tiempo puede extenderse por todo el organismo causando considerables lesiones en los órganos. Es el caso de la sífilis terciaria.

 

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 13.43.23

 

 

 

Clamidia: Causada por Chlamydia trachomatis y a menudo conocida como “la epidemia silenciosa”, ya que aunque la infección es muy común, existe mucha gente infectada que no sabe que lo está. Se cura fácilmente con antibióticos, pero puede producir complicaciones graves en caso de no tratarse.

 

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 13.44.30

 

 

Infección por parásitos

 

Tricomoniasis: Trichomonas vaginalis es un parásito microscópico que causa la tricomoniasis, una ETS común, especialmente entre mujeres jóvenes sexualmente activas. Puede tratase con una dosis única de antibiótico.

 

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 13.45.23

 

 

 

 

Ladillas:  son un parásito humano. Son similares a los piojos y viven entre el cuero cabelludo del ser humano. Sin embargo las ladillas han desarrollado una especificidad ecológica un tanto peculiar. Las ladillas se encuentran principalmente entre el vello púbico del ser humano.

 

 

Captura de pantalla 2018-02-19 a las 11.22.15

 

 

 

 

Infección por virus

 

 

Papiloma humano: Es una de las ETS más frecuente. Este virus puede causar infección en la zona genital así como en la cavidad oral (boca) y la garganta. Las variedades víricas de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales (condiloma), mientras que las de alto riesgo se asocian a cáncer cervical y a otros cánceres genitales. Sin embargo, la detección precoz puede disminuir el riesgo de cáncer. Actualmente se dispone de una vacuna para la prevención de la infección por el VPH.

 

 

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 13.46.22

 

 

Herpes genital: El virus del herpes simple causa la aparición de llagas en la región genital que son recurrentes y periódicas, permaneciendo el virus en el organismo de forma indefinida. Sin embargo, se dispone de terapias antivirales capaces de disminuir la duración de los síntomas.

 

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 13.47.31

 

 

 VIH: causa el SIDA. El VIH ataca y destruye un tipo determinado de células sanguíneas (linfocitos T colaboradores) relacionadas con el sistema inmunitario. Al disminuir el número de linfocitos T colaboradores, la capacidad del organismo para combatir infecciones disminuye, pudiendo conducir incluso a la muerte. Aunque no existe curación para la enfermedad, una detección precoz permite su tratamiento con fármacos antivirales, que contribuyen a prolongar la vida de muchas personas.

 

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 13.48.39

 

 

 

 

La actividad sexual cumple una función en la propagación de muchos otros agentes infecciosos, si bien es posible infectarse sin contacto sexual. Algunos ejemplos son los virus de hepatitis A, B y C, y las bacterias shigela y giardia intestinalis.

 

 

Factores de riesgo de las ETS

Toda persona sexualmente activa está en riesgo de exponerse, en cierto grado, a una infección de transmisión sexual. Los factores que pueden aumentar ese riesgo incluyen:

  • Tener relaciones sexuales sin protección. La penetración vaginal o anal por una pareja infectada que no usa un preservativo de látex aumenta significativamente el riesgo de adquirir una ITS. El uso incorrecto o irregular de preservativos también puede aumentar tu riesgo. Mediante el sexo oral  se pueden transmitir también las enfermedades de transmisión sexual.
  • Tener relaciones sexuales con varias parejas. El riesgo es mayor cuando tienes relaciones sexuales con varias  personas.
  • Cualquier persona forzada a tener una relación sexual o actividad sexual. Afrontar una violación o agresión puede ser muy difícil pero es importante ir al médico  tan pronto como sea posible. Se ofrece análisis de detección, tratamiento, y apoyo emocional.
  • El abuso de alcohol o el uso de drogas recreativas. El abuso de sustancias puede inhibir tu sentido común y predisponerte a tener comportamientos de riesgo.
  • La inyección de drogas. Compartir agujas propaga muchas infecciones graves, entre ellas, el VIH, la Hepatitis B y la Hepatitis C.

 

 

 

 

 

Transmisión de ETS de la madre al bebé

 

 

Ciertas infecciones de transmisión sexual (ITS), como la gonorrea, la clamidiosis, el VIH y la sífilis, se pueden transmitir de la madre infectada al hijo durante el embarazo o el parto. Las ITS en niños pueden ocasionar problemas graves y pueden ser mortales. Todas las embarazadas deberían hacerse los análisis para detectar estas infecciones y recibir tratamiento.

Prevención de las ETS

Existen varias formas de evitar o reducir el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual.

 

  •  Evita las relaciones sexuales vaginales y anales con parejas nuevas hasta que ambos se hayan realizado exámenes para detectar infecciones de transmisión sexual.
  •  Vacunarte  es eficaz para prevenir ciertos tipos de infecciones de transmisión sexual. Hay vacunas disponibles para prevenir el virus del papiloma humano (VPH), la hepatitis A y la hepatitis B.
  • Usa un preservativo de látex o protector bucal nuevo cada vez que tengas relaciones sexuales, ya sean orales, vaginales o anales. Nunca uses un lubricante a base de aceite, como vaselina, con un preservativo de látex o un protector bucal.

 

 

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 13.19.59

 

 

 

 

 

Cuando consultar al médico

 

Consulte con el médico inmediatamente en los siguientes casos:

  • Si eres sexualmente activo y puedes haber estado expuesto a una infección de transmisión sexual
  • Si tienes signos y síntomas de una infección de transmisión sexual
  • Antes de comenzar a tener relaciones sexuales con una nueva pareja

 

Preguntas  más comunes sobre las ETS

 

 

¿Cuáles son los síntomas más comunes de las de transmisión sexual (ETS)?
Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden causar síntomas físicos (en el cuerpo) como granitos, lesiones en la piel, picazón, dolor o ardor al orinar (hacer pípí), fiebre, o síntomas de malestar como el de la gripe. Pero todos estos síntomas pueden ser causados por otras enfermedades que no son enfermedades transmitidas sexualmente. Algunas ETS no tienen síntomas. Entonces puedes ver lo difícil que es diagnosticar una enfermedad transmitida sexualmente basado en los síntomas que tienes.

 

 

¿Puedo tener una enfermedad de transmisión sexual y no saberlo?
Sí. Muchas enfermedades de transmisión sexual pueden tomar semanas, meses hasta años para que se vean sus síntomas. Algunas personas nunca desarrollan síntomas pero aunque no tenga síntomas, la persona infectada puede pasarle la enfermedad a otra persona.

 

 

¿Cómo sé si mi pareja tiene una enfermedad de transmisión sexual (ETS)?
La simple respuesta es que no sabrás si tu pareja está infectada a no ser que el/ella te lo diga. Recuerda, ya que algunas ETS no tienen síntomas, puede que tu pareja ni sepa que el/ella está infectado/a.

 

 

¿Se me puede pegar una enfermedad de transmisón sexual de un baño público?
Esto no es muy probable. La mayoría de las enfermedades de transmisón sexual (ETS) solamente se transmiten durante el contacto sexual, bien sea por contacto de piel a piel o de pasarse líquidos del cuerpo como durante el sexo vaginal, anal u oral. La ladilla (crabs) o piojos púbicos, pueden pasarse por contacto sexual, por dormir en una cama infectada, por compartir ropa o posiblemente por sentarse en un inodoro infectado. Sin embargo, el piojo no puede vivir sin el cuerpo humano por más de 24 horas. Entonces infectarse con piojos púbicos o crabs por un inodoro es posible pero no probable.

 

 

 

¿Se me puede pasar una enfermedad de transmisón sexual o el VIH (HIV) si me hago un tatuaje (tattoo) o porque me abran un hueco en el cuerpo (body piercing)?
Puede haber un riesgo de infectarse con el VIH (HIV/AIDS) u otra infección en la sangre (como hepatitis B o C) si los instrumentos que se usan para hacer el hueco para decorar tu cuerpo o hacerte el tatuaje no se han desinfectado o esterilizados (no se han limpiado) entre clientes. Cualquier instrumento para hacer huecos para la decoración del cuerpo o para cortar la piel, no se debe usar más, a menos que se limpie muy bien antes de usarlo otra vez.

 

 

 

 

¿Se me puede pegar una enfermedad de transmisón sexual por los besos?
Esto es posible pero no muy común. Si la boca de tu pareja está infectada con una enfermedad de transmisón sexual (ETS), entonces él o ella puede pasarte la infección a ti durante el beso. Las lesiones en los labios y en la boca (llamados “cold sores” y “fever blisters” en inglés) se pueden pasar por un beso si tu pareja está infectada. Las infecciones dentro de la sangre como el VIH o la hepatitis B o C solamente se pueden pasar por los besos si hay sangre infectada en la boca. Si tu pareja tiene una infección en su área genital (pene o vagina), besarse en la boca no transmitirá la infección.

 

 

 

¿Se me puede pegar una enfermedad de transmisón sexual por el sexo oral?
Sí. Durante el sexo oral, hay contacto de piel a piel y se pueden pasar líquidos del cuerpo y por eso es importante usar una barrera para protegerte como los condones de látex sin lubricación o barreras dentales de látex para protegerte

 

 

 

 

 

Fuentes:

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/sexually-transmitted-diseases-stds/symptoms-causes/syc-20351240?p=1

https://www.cdc.gov

https://labtestsonline.es/conditions/infeccion-por-vih-y-sida